miércoles, 22 de junio de 2016

Características del jaguar

El jaguar es el felino más grande de América. Los tres felinos de mayor tamaño que existen son el león, el tigre y en tercer lugar el jaguar. Su peso puede alcanzar los 150 kg y su esperanza de vida es de diez años, aunque algunos ejemplares pueden vivir el doble.

Aunque este felino tiene capacidad para rugir, es más usual que emita gruñidos, sobre todo cuando se siente amenazado o está cazando.

Estos animales tienen preferencia por las zonas pantanosa o las espesas selvas, donde sienten que pueden encontrar múltiples lugares donde ocultarse. A pesar de que generalmente vigilan a sus presas en tierra firme, no tienen ningún problema para introducirse en el agua y se desenvuelven extraordinariamente bien en ella.

Jaguar

El jaguar se desplaza principalmente por la noche. Por el día también puede estar activo, pero generalmente descansa en zonas donde se siente tranquilo y seguro.

Alimentación del jaguar


Usualmente se alimenta de animales de un importante tamaño, como el venado y el pecarí, pero también forman parte de su alimentación aves, peces, monos, sapos, tapires, conejos, tejones, lagartijas y roedores.

Reproducción del jaguar


Los jaguares se mueven generalmente en solitario, excepto en las épocas de reproducción. Las hembras alcanzan su madurez sexual hacia los dos años y medio, y los machos alrededor de los cuatro años.

Jaguar con sus crías

La hembra puede criar hasta cuatro pequeño jaguares, aunque lo más frecuente es que sólo sean dos, que pesarán entre 700 y 900 g. Como los gatos domésticos, nacen ciegos y abren los ojos aproximadamente hacia los quince días de vida. Estarán con la madre hasta los dos años de edad, aunque cuando lleguen al año ya sabrán cazar. El periodo de gestación de la hembra es de poco más de tres meses. El macho abandona a su pareja antes del nacimiento y la madre se ocupara sola de la camada.

El jaguar en peligro de extinción


Este felino se encuentra en una situación vulnerable debido a la destrucción de su hábitat, a la escasez de sus presas y a la persecución que sufre. En Argentina, México y Ecuador está considerado en peligro de extinción.

El jaguar forma parte del Apéndice I del CITES, Tratado de Comercio Internacional de Vida Silvestre, por lo tanto es ilegal comerciar con cualquier parte de su cuerpo.

Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario