martes, 17 de mayo de 2016

Adoptar un perro adulto: ventajas y consejos

Existe la equivocada creencia de que adoptar un perro adulto es muchísimo más difícil que adoptar un cachorro, incluso hay quienes creen que es algo abocado al fracaso porque el animal no se adaptará a su nueva vida. Sin embargo, la realidad es otra, en base a todas las personas que han decidido dar ese paso y cuya experiencia ha resultado altamente positiva, tanto para ellas como para su nuevo compañero canino.

Perros abandonados

Son múltiples las razones por las que se abandona un perro, y en su mayoría nada tienen que ver con la valía del animal. Se pueden citar algunas como:
  • Porque fallece el dueño.
  • Por cambio de vivienda.
  • Por la llegada de un bebé.
  • Por separación de la pareja.
  • Por falta de interés, ya que el animal se adquirió como un capricho.


Consejos al adoptar un perro adulto

Quien se decida por esta opción, debe tener en cuenta algunos puntos:
  • Dejarse aconsejar por las personas de la protectora.
  • Tener en cuenta que el perro puede estar durante los primeros días asustado e intentando adaptarse a su nueva situación. Paciencia es una de las palabras más importantes en estos casos. Hay que tener en cuenta que para el perro todo es nuevo y eso le produce un enorme estrés.
  • No gritar, ni portarse bruscamente con el perro. Con un simple “NO” servirá para que sepa que no debe hacer algo, y es conveniente que lo sepa desde el principio. Si no se quiere que suba al sofá, a la cama o cualquier otra cosa, hay que decirle “NO” desde el primer momento que llega a casa. Al mismo tiempo, se le felicitará cuando haga lo correcto.
  • Es posible que los primeros días no quiera andar con la correa por la calle, que se detenga y se siente. Eso se soluciona con paciencia, y quizá con algún premio que le ayude a superar el miedo. Es importante no forzarle demasiado y, sobre todo, no asustarle con gritos.
  • No hay que llevar al perro suelto bajo ninguna circunstancia durante las primeras semanas, o el tiempo que sea necesario hasta que esté totalmente adaptado. Tener mucho cuidado también al subirlo y bajarlo del coche, y al abrir la puerta de casa, ya que puede escaparse. Asimismo es recomendable ponerle una plaquita con el nombre y el teléfono, incluso aunque lleve microchip.
  • Cada animal tiene su ritmo, hay que respetarlo y no forzarlo ni agobiarlo. Él sabrá cuándo está preparado para acercarse a su nueva familia y buscar su cariño.
  • Es conveniente recoger al perro un viernes, o bien en un periodo de vacaciones, para poder estar con él el mayor tiempo posible los primeros días.


Ventajas de adoptar un perro adulto

Las ventajas de adoptar un perro adulto son muchas. Veamos sólo algunas:
  • Sabremos con seguridad el tamaño que tiene.
  • En la protectora nos informarán perfectamente de su carácter.
  • Conoceremos si sufre algún tipo de enfermedad.
  • Sabremos si se lleva bien con otros animales.
  • Lo más probable es que esté esterilizado.


Adoptar un perro anciano

Muchas personas se niegan a adoptar un perro a partir de cierta edad porque imaginan lo que les dolerá su muerte. Sin embargo, si se mira desde los ojos del animal, el regalo que se le puede hacer es inconmensurable.
Se evitará que el perro pase sus últimos años sin la atención adecuada, sufriendo muchas veces el frío del invierno y el bochornoso calor del verano. Y lo que es más importante, se le dará el cariño y la atención de los que tal vez nunca ha disfrutado.
Quizá se trata de mirar con los ojos de ese perro mayor abandonado, y de tener claro que unos pocos años compartidos son mucho más importantes que el hecho de que tenga que morir. Esos pocos años, para él serán regalarle la vida.

El perro adulto adoptado

Es increíble cómo un perro adulto, y más si ha sido maltratado, es capaz de captar desde el primer momento lo que le agrada o no a su nueva familia humana, y como se esfuerza en complacerles. Él sabe de sobra cómo ha sido tratado hasta ese momento, y como está siendo tratado en su nuevo hogar. Sabe distinguir perfectamente cuando le han hecho daño y cuando le dan cariño.
Es conveniente recordar que los animales, como las personas, son susceptibles de cambiar por dolor o por amor. Desgraciadamente, muchos de los animales abandonados han sido maltratados y saben perfectamente lo que es cambiar por dolor. Y seguro que si se les da otra oportunidad, estarán deseosos de volver a cambiar, y esta vez... sí será por amor.
Beatriz Moragues - Derechos Reservados


No hay comentarios:

Publicar un comentario